ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO

CIFRAS DEL AGUA

EN CARTAGENA

LA COBERTURA DEL ACUEDUCTO ES
DEL 99.9% EN CARTAGENA

LA COBERTURA DEL ALCANTARILLADO
ES DEL 93.6% EN CARTAGENA

El Acueducto de Cartagena está conformado por dos sistemas independientes: Gambote y el Sistema Lagunar Juan Gómez - Dolores, estos captan las aguas desde una misma fuente de abastecimiento en el Canal del Dique.

Cantidad de agua captada durante el año 2015
Sistema Lagunar Juan Gómez Dolores: 95.630.514 m3
Sistema Gambote: 9.624.949 m3
Total: 105.255.463 m3.

Más de 800 millones de metros cúbicos de agua potabilizada en los últimos 10 años.

El manejo de las aguas residuales es otro de los aspectos fundamentales para garantizar la adecuada gestión del recurso, su recolección, transporte y disposición final deben ser controladas para llevar a buen término el proceso.

El Alcantarillado de Cartagena cuenta con un solo punto de vertimiento al Mar Caribe. El vertimiento se realiza a través de un sistema conformado por una Planta de Pretratamiento en el corregimiento de Punta Canoas y un Emisario Submarino.

Punto de descarga: Mar Caribe (Punta Canoa)
Volumen vertido durante el año 2015: 33.238.820 m3.

Los vertimientos en el Mar Caribe son controlados y monitoreados permanentemente mediante el análisis de calidad del agua, realizado en el punto de vertido y área de influencia.

El Laboratorio de Calidad de Aguas renovó su certificación bajo la Norma NTC ISO/IEC 17025 ante el IDEAM. Esta acreditación le permite producir información cuantitativa, física, química y microbiológica para estudios o análisis requeridos por autoridades ambientales competentes. Es además reconocido por el Instituto Nacional de Salud como laboratorio de referencia para el análisis de agua para consumo humano.

El proceso de captación se realiza de manera sostenible mediante la implementación de un Plan de Manejo Ambiental, este comprende la reforestación anual de 2.2 hectáreas alrededor de los arroyos que hacen parte de la cuenca del Sistema Lagunar Juan Gómez - Dolores, asimismo incluye el repoblamiento íctico mediante la siembra de especies de alevines, el dragado anual de las dársenas de pre sedimentación para garantizar los niveles de captación y un permanente control del crecimiento de malezas y algas.

Como un indicador de la conservación de la sostenibilidad ambiental del sistema lagunar se tiene la medición de las concentraciones de oxígeno disuelto, cuya variación durante el año 2015 se mantuvo en un rango de 4 a 12 mg/L, que es el indicado para sostener la flora y fauna acuática en este tipo de ecosistemas.

La siembra anual de alevines de Bocachico ha sido importante para la conservación de la fauna propia del sistema lagunar. El Bocachico es la especie íctica más importante del país y ha sido afectada por la sobrepesca, métodos inadecuados de captura, contaminación, sedimentación por deforestación, introducción de especies exóticas y drenaje de cuerpos de agua o taponamiento de caños y quebradas.

La reforestación anual DE 2.2 HECTÁREAS alrededor de las rondas de los arroyos de la cuenca de la captación ha permitido contribuir con el mantenimiento del componente vegetal.