Entrevista a Leonel Guardo

Director de la subdirección técnica y de desarrollo sostenible del EPA

¿Qué papel juegan los ecosistemas en las ciudades y en especial en Cartagena?

Son importantes porque cumplen una función específica en las ciudades, ustedes saben que hay una integración entre las actividades productivas, las actividades propias urbanas, la movilidad, etc. Estos ecosistemas son sistemas amortiguadores que nos brindan servicios ambientales como la captación de carbono, la generación de oxígeno y los servicios de soporte a la flora y fauna silvestre. Son importantes además porque nos permiten diversificar nuestra ciudad, brindándonos paisajismo y áreas recreativas; asimismo es vital la retención de la humedad y el efecto de mitigación ante el cambio climático.

¿El mundo cada vez es más urbano, predominan las construcciones, que estrategia plantea para que esto no acabe con los recursos naturales que existen en ciudades como Cartagena?

Es un trabajo arduo, duro, porque tenemos que cambiar conciencia, la educación ambiental es importante. Si bien el objetivo de los constructores puede ser generar calidad de vida y empleo, de igual forma debemos intensificar la labor de educación ambiental, que no solo sea a través de la imposición de una norma, lo ideal es que nazca del mismo constructor, aun así, la norma nos ha dejado una estrategia, que es la compensación.

Esta situación que tenemos hoy en día del cambio climático nos está llevando a que la sociedad, el empresario, o el constructor generen estrategias para incluir en sus proyectos zonas verdes representativas. Nosotros como EPA tenemos el compromiso de verificar que esto suceda, pero también tenemos el compromiso como autoridad de solicitarlo desde un principio.

En la actualidad nuestro sistema ambiental nos está obligando a tomar acciones concretas, sobre todo en una ciudad que es costera y donde las islas de calor se ven a menudo, es por esto que se requieren árboles nativos que mitiguen esa problemática.

¿Qué tanta biodiversidad existe en Cartagena y como se pueden prestar servicios ambientales en el ecosistema urbano?

En Cartagena hoy contamos con nuestros cuerpos de agua internos que se comunican con la gran Ciénaga de la Virgen, es un corredor ambiental importante que está establecido por una zona inundable de manglar, siendo estos sistemas amortiguadores y  de corredores de especies, tales como el oso hormiguero, el mapache, y una gran diversidad de aves.  Estos servicios que nos brinda ese ecosistema son importantes y hoy en día son utilizados en actividades como el avistamiento de aves, por ejemplo, y el ecoturismo en general. Muchos turistas que vienen de otros países no solo miran estatuas o monumentos, sino que les gusta vivir esa integración con el ambiente.

El cerro de la popa también es una zona identificada por nuestro POT (Plan de Ordenamiento Territorial) y debemos seguir luchando por mantenerlo y rescatarlo, desarrollando proyectos que garanticen su conservación.  El cerro de albornoz, la bahía misma, también tienen ese sistema integrado entre la parte acuática y vegetativa.

¿Qué importancia tiene ese patrimonio en la ciudad?

Estos bosques inundables de manglar, que son representativos y que son nativos de las zonas costeras, funcionan como barreras vegetativas importantes, en el caso que haya tsunamis por ejemplo, son importantes ante un evento como ese.  También son nichos y zonas para la alimentación de la flora y fauna nativa, son plantas fitorremediadoras.  Este bosque de manglar es más importante aun estando integrado a un sistema urbano que genera descargas de dióxido y monóxido de carbono, estas plantas captan ese carbono y generan oxígeno; en los suelos impactados por vertimientos de aguas domésticas cumplen esa función de fitorremediación, como especies filtrantes de nuestro ecosistema. Los árboles nativos que hoy tenemos aquí, como el Icaco y el Trupillo, son árboles que también brindan esa función y que mitigan las islas de calor.

Un mensaje a la ciudadanía para que cuide el ecosistema de la ciudad…

El cambio climático es una realidad y debemos tener en cuenta eso, yo creo que todavía hay muchos ciudadanos que no comprenden que este fenómeno es una realidad, nosotros tenemos derechos y deberes, el derecho de recibir un ambiente sano, pero también el deber de cuidarlo. En este momento tan importante para el ambiente debemos reducir al máximo el consumo de agua y energía, generar menos residuos y cuidar más los árboles. Una de las especies importantes y estratégicas para mitigar el calentamiento global es el árbol, pero también tenemos que ceñirnos a crear espacios verdes con árboles que a futuro no generen problemas, es decir, árboles que puedan garantizar la estabilidad del lugar donde vivimos y nuestros alrededores, para esto contamos con un Plan de Silvicultura Urbana que podemos estudiar y descargar de la página web del EPA.